martes, 21 de diciembre de 2010

VÍCTIMAS DEL VACÍO: EMPIEZA A AMANECER, en Chiclayo. Banda emblemática de rock independiente vuelve a los escenarios

La primera banda de culto de Chiclayo nos ofrecerá una presentación el día 22 de diciembre del 2010 en las instalaciones de la Dirección Regional de Cultura de Lambayeque; sito en Av. Luis Gonzales Nº 345 Chiclayo, a horas 7:00 p.m.

VDV metaboliza el arte y la expresión en un concepto artístico: la creación.
Después de 14 años vuelca la experiencia vivida en este trabajo que desafía los cánones establecidos en nuestro entorno artístico proponiendo una muestra muy particular de rock experimental romántico Chiclayano.

Paco Irigoyen, Luis Bocanegra, Lalo Castro, Vico Castro, Miguel Montejo, Franz Robles, Christopher Berrios integran actualmente este proyecto independiente musical que tiene como objetivo circular un demo grabado en el año 2006 y que buscarán posteriormente grabar un disco más formal con una presentación muy exclusiva con fines de exportación.

Para esta fecha y cerrando el año "los víctimas" nos darán un hermoso concierto de 90 minutos donde escucharemos temas como "Instintos", "Mantra", "Yo viajé" , "Llora y gime en mi", "Ven Feliz", "2001", entre otros.
Con una proyección de imágenes que mostrarán parte del concepto y raíz de sus temas, despiden el año invitando a todos los amantes de la buena música.

Con el ruego de su difusión


INFORMES:
.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Presentación de GUARDIÁN DE ACANTILADOS, poemario de Joe Montesinos Illesca. Presentan: Juan Carlos de la Fuente, Paul Guillén y Carlos Morales Falcón

INSTITUTO RAÚL PORRAS BARRENECHEA

LUNES 13 DE DICIEMBRE DE 2010

PRESENTACIÓN DEL LIBRO
GUARDIÁN DE ACANTILADOS
DE JOE MONTESINOS ILLESCA

El Instituto Raúl Porras Barrenechea se complace en invitar a la presentación del poemario Guardián de Acantilados de Joe Montesinos. Dicho evento se realizará el lunes 13 de diciembre de 2010 a las 7:00 p.m. en el Instituto Raúl Porras Barrenechea (Calle Colina 398, Miraflores - Alt. cuadra 52 de la Av. Arequipa). Comentarán el libro Juan Carlos de la Fuente, Paul Guillén y Carlos Morales Falcón.
Están todos invitados.

INGRESO LIBRE.
BRINDIS DE HONOR.

Más informes: 619-7000, Anexo: 6102 / Telefax: 445-6885
institutoraulporrasb@unmsm.edu.pe
institutoraulporrasb@gmail.com
pajarosenloscables@gmail.com

NOTA:

Reenviar este mensaje para una mejor difusión. Muchas gracias.

martes, 7 de diciembre de 2010

La guionista y directora hispano-peruana Rocío Santillana recibe en Buenos Aires el Primer Premio Adolfo Bioy Casares de Cuento

Madrid, 12 nov. 2010. “No creo en dioses, diablos ni ángeles, ni en madres condenadas a ser vírgenes para ganarse la devoción de nadie. Por no creer, no creo en mi propia madre, ni en su devoción por la Virgen de la Candelaria”. Así comienza “Crónica agnóstica de la Candelaria”, relato ganador del IV Concurso Adolfo Bioy Casares 2010 cuyo acto de entrega se celebró en el Salón Rojo Municipal de Las Flores el pasado 30 de octubre. En tono de humor y realismo mágico, la historia narra el viaje de una escritora agnóstica y feminista y su ferviente y creyente madre a la fiesta religiosa más importante de Puno (Perú). Más allá de creencias, el relato es un canto al vínculo emotivo entre madres e hijas y al regocijo de la danza y el color. De nacionalidad española y nacida en Lima, Rocío Santillana muestra su satisfacción ante el premio. “Es un reconocimiento a mi faceta literaria que estimula mi trabajo creativo global”, reconoce la autora y directora, cuyo cortometraje “Erocéntrica” (La Habana 2009) fue proyectado el jueves 11 de noviembre en la VIII Muestra de Cine La Mujer en Escena de Málaga. Este videopoema basado en su libro “Erocéntrica Poesía Inconsecuente” presentado en La Habana, Lima y Madrid, supuso su bautizo como poeta y videoartista. “Yo no creo en premios, ni tampoco en milagros…” declara en su cuento agnóstico de autoficción que hoy dedica a su madre y agradece a la Candelaria. El premio ya lo tiene. El milagro de su próximo proyecto que aunará literatura y audiovisual está aún por realizarse. “Trabajo, constancia y un poquito de fe” es la clave de Rocío Santillana para perseguir ése y otros “milagros”.

El cuento galardonado y la obra audiovisual de Rocío Santillana se pueden consultar en su Blog Inconsecuencias http://rociosantillana.blogspot.com

lunes, 6 de diciembre de 2010

Poemas de Laura Rosales

Entre la realidad y el sueño
He naufragado sobre el ojo del mundo. He naufragado hasta encontrar a la muerte vestida de cebra, quitarle las rayas y liberarla de si misma. He caminado como siamés perdida, buscándote en cada latido de mi órgano vital (azul), con una música feroz de fondo yaciente sobre el borde de mi nuca. Estoy varada en medio del jardín en donde persiste la razón. Los fríos estandartes del mundo han hecho de mí una niña sin muñecas, un pequeño animal borrado por el fuego.
Anudo los hilos que confinan los ríos coagulados por la sangre de Ícaro. La tempestad no podrá hallarte. Voy a cargar el cielo verde que cae sobre ti con todo su peso. Seamos tú y yo: el génesis.
Ven y sálvame.

Atmósfera

Tejo el perpetuo fuego de mi infancia
con delicados hilos azules.

Tejo los agujeros de mi pecho
por donde busco goce en la memoria.

Tejo y destejo
sola y sin manos.

¿quién teje la madriguera del tiempo

con orladas flores de inminencia?
desde el nacimiento del navío
naufragante sobre el pestañeo de tus ojos
nuestra carne ha sido alimento
de aves de rapiña
famélicas y tristes
como el espanto de los niños
que no azulan sus caparazones
que no elevan sus brazos
para tocar libélulas cantoras
sobre el ventanal del mundo
sobre las sombras de los hombres
y los hombres

dentro de tu boca
el sol ha construido
una música sagrada,
los ríos han quebrantado
la impavidez de las madres
como quien toca una piedra
con el pico ocre de la infancia

hubo un tiempo
en el que fuimos animales cristalinos
nos atragantábamos
de peces lunares
de abejas herrumbradas
por el alma del nenúfar

¿recuerdas las cometas
atadas al árbol de casa?

¿a los columpios en sosiego
tras la espera de las sombras?

se ha extinguido de la tierra
el verdor de los puentes
que lloran todavía,
los libros de historia no hablarán de eso,
pero sí los pentagramas sujetados a mi cadáver
pero sí el vuelo
del rey pez sobre la vida
pero sí la lluvia
las piedras
sí la telaraña sobre el bostezo
de mi sueño inexpugnable.

(A Joe, mi frazadita)
Toda la sal al viento

nada de simulacros

la eternidad se abre
ante el canto
de un langspil que ama

mar, corpóreo pájaro de luz
espada acariciando
la sombra

el pájaro es pájaro
su sombra, yo

paisaje marino
somos del mar
de Varo y de Tilsa

aquí pulsa una música azul
fiesta en el corazón
y cantas.

Celdas
Como criatura que respira silencios
permanezco en mis estancias
en la fosa donde encuentro
el llanto baldío de todo lo que nace.

Aquí las piedras se descomponen
como la carne de los cuervos
que olvidamos sobre el filo
de nuestro abismo matutino,
y solo el deseo de la soledad
de lamer el espíritu de los espejos
ríe junto al muro donde mamá y papá
escribieron el poema más triste
con su carne…

Arrojo mi corazón desde la torre más alta
Apuñalo mi garganta con un talismán

El principio de mis voces en un muro
el frenesí del tiempo
enamorado de una imagen

¡Trágame la vida!
¡Devuélvele la jaula
a nuestro pájaro de fuego!

La ausencia hace volar
la infinidad de nuestra médula
un reino de soles negros
corona nuestro nuevo nacimiento,
el manto que cubre
la inquietud de los mares
y el de todos nuestros yoes atrapados
en estas estructuras.


LAURA ROSALES. Lima, 1989. Estudiante de Ciencias Administrativas. Poemas suyos han sido publicados en revistas impresas y virtuales; y ha participado en diversos recitales poéticos. En el 2009 obtuvo el primer puesto en el IX Concurso de Cuento Juvenil "Cesar Vallejo", organizado por el INC y la Municipalidad de Trujillo. Ha sido antologada en Suicidas Sub21 (Mondo Kronhela Literatura - Argentina). Actualmente forma parte del comité editorial de la revista de creación Ónice. Pronta a publicar su primer poemario.

Asociación Grupo de Trabajo Redes: Presentación del libro LOS VERSOS ESCONDIDOS a cargo de Rocío Silva Santisteban, Blanca Figueroa y Javier Garvich

LOS VERSOS ESCONDIDOS
poesía, adolescencia y trabajo infantil doméstico

Lima, noviembre 2010. La Asociación Grupo de Trabajo Redes (AGTR) presenta el poemario LOS VERSOS ESCONDIDOS: poesía, adolescencia y trabajo infantil doméstico, el cual consiste en una antología de poemas escritos por adolescentes de 13 a 17 años en trabajo infantil doméstico (TID) o ex TID, estudiantes de secundaria de instituciones educativas de Pamplona Alta, distrito de San Juan de Miraflores.

Esta recopilación es producto del trabajo realizado por Javier Garvich, sociólogo integrante del equipo de trabajo de la AGTR, quien a través de un pequeño Taller de Creación Literaria desarrollado con estudiantes de la I.E. La Inmaculada y de la I.E. La Rinconada, ha logrado forjar en ellos un gran interés por la lectura y la creación poética.

El libro será presentado por la destacada poeta y periodista Rocío Silva Santisteban, quien estará acompañada por Blanca Figueroa, presidenta del consejo directivo de la AGTR, por Javier Garvich, coordinador del Taller de Creación Literaria, y por un representante del Ministerio de Educación.

Este evento es gratuito y dirigido al público en general. Durante la presentación se hará entrega de un ejemplar del libro a cada uno de los asistentes.

La Asociación Grupo de Trabajo Redes (AGTR) tiene como objetivo promover que las personas excluidas por su pobreza, género, edad, color, lengua, o cultura, se reconozcan ellas mismas como sujeto de derechos, y con ese empoderamiento hagan valer sus derechos económicos, sociales, culturales, ambientales y otros, con el apoyo de una red de aliados del Estado y de la sociedad civil.

Lugar: Casa Museo Ricardo Palma
Dirección: General Belisario Suárez 189, Miraflores.
Días: Jueves 9 de diciembre de 2010.
Hora: 3:00 p.m.

INGRESO LIBRE

Para mayor información, contactar a Ana Mónica Vílchez, responsable de imagen y comunicación institucional de la AGTR, a través de a los teléfonos: 999-640966 / RPM # 904541, o al correo electrónico:
casadepanchita.prensa@gmail.com

Con el ruego de su difusión.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Cinosargo Ediciones y Quijotera (Grupo Literario) presentaron sus nuevas plaquettes. Cromwell Castillo (Perú) y Francisco Enríquez Muñoz (México)


Estos títulos, adelantos de libros, más las anteriores plaquettes de Cinosargo y todo nuestro catálogo de obras impresas, La Danse Macabre, Shhh, Gramma, Necrospectiva VOl.1, Pop, y Realidades Dialogantes se presentaron en nuestro stand de la 30ª versión de la Feria Internacional del Libro de Santiago.

A continuación dejamos como muestra las portadas de los textos, no sin antes destacar que nos complace la presencia de dos autores internacionales en esta nueva tanda de ediciones en formato plaquette. Nos referimos al poeta peruano Cromwell Castillo Cabrejos con la edición de FUEGO y el mexicano Francisco Enríquez Muñoz con el título CUENTOS TAN LINDOS COMO UN TAMPAX USADO FLOTANDO EN EL AGUA TURBIA DE UN RETRETE SUCIO.

Cinosargo tiene la palabra...

Daniel Rojas Pachas.
Director de Cinosargo Ediciones.
.

















Al otro lado de la navidad. Por Stanley Vega

Una vez más diciembre ha llegado y la nostalgia lentamente se mete bajo la camisa, oprimiendo el pecho. No hay lugar donde los villancicos dejen de entremezclarse con el aire citadino. El ruido de radios y televisores se multiplican en casas, barrios, en la ciudad entera. Innumerables luces de colores que se apagan y encienden cuelgan en ventanas y árboles. El mes de la navidad ha llegado y el agónico aire de la primavera me ha lanzado una fría gota de lluvia que acaba hundiéndose en el alma.

No es que quiera ser egoísta pero diciembre debería pasar rápido o en el mejor de los casos lo primero que debo hacer a estas alturas es proveerme cuanto antes de una buena dosis de somníferos. Y pasar el mes durmiendo. Sin sentir el menor agobio.

Pero no siempre la llegada de navidad me causó este tipo de aflicción. Todo lo contrario, era una de las fechas que con más ansiedad esperaba. Y claro, fue la época en que era niño y creía que la vida era una duradera candelilla iluminada por chispitas.

Recuerdo que durante los primeros días de este mes mis primas, Elsa y Miriam comenzaban a desempolvar las cajas de cartón donde se hallaba guardado el Nacimiento: mulas, bueyes, ovejas, (y con el tiempo fueron aumentando: gallos, loros, asnos, caballos, incluyendo perros y elefantes), algunos pastores, los Reyes Magos, San José, la virgen María y, por supuesto el niño Jesús, todos ellos hechos de arcilla y envueltos en hojas de periódicos pasados. Además, estaban la estrella de Belén, el pasto artificial y los pliegos de papel pintados de verde, salpicados con otros colores. En toda la casa se apreciaba una algarabía de fiesta.

Años antes, cuando mi abuela materna, – la única que he conocido – estaba viva, los niños del barrio solían visitar las casas y cantar villancicos frente al nacimiento. Así que ella, como las otras vecinas, en señal de agradecimiento les daba caramelos, empanadas o un pedazo de panetón. Yo, cuánto había deseado ser parte de aquel grupo, especie de toribianitos arrabaleros, pero nunca me dieron permiso. Y es que no existía luz eléctrica en el barrio. Llegaba hasta la próxima cuadra de mi casa. Mi madre, la abuela y mi tía, siempre han creído que dentro de la oscuridad habita la maldad. Se imaginaban que me perderían en ella. Ni por acá pensaron que existía otra tiniebla, otro inminente peligro en alguna parte del camino: la poesía.

Y aunque Papá Noel jamás llegó por mi calle, no dejaba de esperar mi regalo, así sea el más sencillo, generalmente ropa, calzado o algún juguete. De este modo, a la hora de la cena, todos los primos (Sonia, Miriam, Toño y Diana) nos paseábamos luciendo flamante atuendo o viendo emocionados la función de un nuevo juguete.

Mi abuelo, hasta hoy acostumbra a colocar al niño en su pesebre, un niño que tiene más de treinta años, el dedito gordo del pie quebrado y un inconfundible pañal celeste. Desde hace buen tiempo es el único padrino. Pero ya no le pone dinero como anteriormente lo hacían sus antecesores. Solo le reza y acunándolo entre sus manos lo acerca hacia nuestros labios para darle un beso. Además, hace tiempo que nuestro Nacimiento se va reduciendo a unos cuantos animales y mi hermana Katy, quien es la que ahora persiste con la tradición, apenas necesita una repisa para poder armarlo. En los ojos del abuelo, a veces me veo niño y siento que vuelve a vernos correr por la casa, haciendo bulla, gritando. Pero ya Sonia y Diana están lejos. Toño bebiendo. Hernán y Matilde en alguna parte de la noche que invita al olvido. Sin embargo han nacido nuestros primeros sobrinos: Sofía, Alonso, Adriana, Diego y Santiago. La Navidad con ellos vuelve a tener sentido.

Bueno, lo último que acabo de decir es una manera de hacer liviana la nostalgia. El viento de la vida no ha cesado de arrojar polvo en mis ojos. No es este el mundo que yo me imaginé de niño. Era otro. Allí no había guerras, hambre, corrupción, latrocinio, comercio. Un mundo de pocos metros, pocas horas pero feliz.

Intentaré encontrarlo en mis sueños.

sábado, 4 de diciembre de 2010

El día que MVLL me miró a los ojos. Por Robert Jara Vélez. Texto sobre el admirado y celebrado Mario Vargas Llosa

Creí, por cómo se venían dando las cosas, que a MVLL jamás le darían el nobel de literatura. No sé si MVLL se habría resignado a no ganarlo, pero lo que sí sé es que yo me había resignado a no verlo ganar, a pesar que desde mi experiencia literaria, breve y fragmentada, desde que lo conociera, creí que merecía ganarlo. En realidad mi resignación no era más que una estrategia vital que me permitía soportar la mezquindad del jurado del premio nobel.

Tal es así que esta vez, justo esta vez, no he estado al tanto de los resultados del nobel; y esta vez, justo esta vez, es cuando se lo gana. Ironías de la vida. Recuerdo que en Puerto Rico, cuando argumentaba que MVLL se merecía el nobel de literatura, la mayoría (tal como también sucede en el Perú) argumentaba que no, porque el hombre era (neo)liberal, o porque había renunciado a la izquierda, o porque era de clase alta, o porque le había propinado un puñetazo al nobel colombiano, etc. Todos los argumentos expuestos tenían un matiz común: eran argumentos extraliterarios. Y claro, el que fuera eternamente nominado al nobel de literatura y el que eternamente no se lo (conce)dieran, operaba como un certero espaldarazo pro argumentos extraliterarios, mientras a mí me provocaba un sentimiento de frustración e impotencia: si por mí fuera le doy el nobel sin pensarlo dos veces. Pero no, yo no existo , en absoluto, para la maquinaria operativa del nobel; por lo que no me restaba más que mascullar a solas el deseo de ver un día en todos los noticieros del mundo la noticia: MVLL gana el premio nobel de literatura.

No discuto si es la mejor noticia que han tenido los peruanos en muchísimos años, pero sí confieso que es la noticia que ha suscitado en mí una alegría tan infinita como la tristeza que me causó la noticia del fallecimiento de José Watanabe. Para mí es una noticia sin parangón, una noticia que creí jamás escucharían mis oídos. Nunca deseé tanto, nunca defendí tanto y con tanta pasión un bien para otro como me ha sucedido con el premio nobel de literatura para MVLL. ¿Por qué?: porque simplemente lo admiro, desde las calles de su mundo literario, desde ese mundo ficcional, desde ese mundo que me ha dado tanto. La literatura es la literatura, y punto. Eh ahí el sustento de mi admiración incondicional, desinteresada. Eh ahí el impacto de Los cachorros (y Los jefes) en mi juventud, y para siempre. De ahí que si MVLL esto, que si MVLL lo otro, poco importaba después de que MVLL había calado en mi vida desde sus avenidas literarias. La literatura es la literatura, y punto. De ahí quizá que jamás he podido negarle, y mis allegados lo saben, la trascendencia literaria de MVLL. De ahí que los argumentos extraliterarios no operaron en mí como elementos de apantallamiento, como elementos de (pre)juicio trasnochado que no hacen sino legitimar la otrora eterna negación del nobel de literatura a MVLL. Qué importa (es un decir) el MVLL político, el MVLL pensador, si con el MVLL literato es más que suficiente (y justo) para evitar ningunearle el nobel de literatura.

Mi admiración por MVLL ha sido tal, que es uno de los tres o cuatro seres que admiro. Creo, que por fin el jurado del nobel o dejó de lado los criterios extraliterarios o bien los ha aceptado (masticado) para concederle el nobel de literatura a uno de los mejores y más prolijos escritores del mundo (no sólo del Perú). Al fin, después de más de dos décadas, el jurado del nobel ha hecho justicia. Al fin el premio nobel ha borrado de su lista de omisiones históricas una omisión que desde ya lo perseguía como una sombra. Esta vez, como pocas veces sucede, el premio nobel, como ya otros lo han expresado, se ha premiado como nunca así mismo. Pero, al fin, este otro cholo universal ha conseguido el premio literario universal por antonomasia, premio que no legitima la calidad literaria de MVLL, sino que simplemente le hace justicia; lo pone en la vitrina del mundo entero, en los más insospechados escaparates de difusión literaria. Al fin, sí, al fin, aquel escritor que despierta pasiones polarizadas y diversas, no consensuales como tantos quisieran, ha recibido el nobel de literatura. Sí, al fin; luego de tan larga espera; al fin de una espera, que en mi caso procuraba olvidar por injusta. ¿Qué dirán ahora los que rogaban que no le dieran el premio nobel de literatura a MVLL? : unos, olvidando el pasado, se subirán al tren llamado MVLL a celebrar; otros, por aquello de no torcer el brazo, persistirán estacionados en sus prejuicios extraliterarios; otros, estacionados en el desdén y/o en la mezquindad, dirán que da igual, que no es para tanto… y un par, sólo un par, estacionados sobre la literatura misma, convencidos de su propia exégesis literaria, sentenciarán que la obra de MVLL no merece tanto.

El día domingo, 27 de julio de 2008, asistí a la 13º Feria Internacional del Libro de Lima, donde se presentaba MVLL. Sólo fui por verlo, en persona. Como un fan enamorado, como un niño a empujones me procuré un lugar cerca de él. Claro, me hubiera gustado tocarlo, pero no me fue posible por la turba de gente que ostentaba lo mismo que yo. Así que me contenté con estar a cinco metros de distancia. Como le comenté a mi esposa, quien me acompañaba, yo quería ir a la feria con el sólo fin de poder ver en persona al escritor peruano que más admiro, al escritor peruano que cada año a año le niegan lo que hace más de dos décadas debieron darle: el premio nobel de literatura. Recuerdo que bromeaba (pues me había resignado a que MVLL nunca ganara el nobel) que me iba a la feria a conocer al futuro premio nobel de literatura. Recuerdo que haciendo mañas levantaba mi cámara por sobre las cabezas de los que estaban en mi delante para poder tomarle una foto, pero nada. Para lograrlo no se me ocurrió mejor idea que propinarle un empujón a la señora que delante de mí se desvivía por lograr ver a su héroe. El empujón fue tal que la señora pego un grito que hizo que todos hicieran silencio. Entonces pude ver que MVLL se puso a buscar con la mirada el lugar del tumulto, y entonces fue que sucedió el milagro: MVLL, sí, MVLL posó su mirada, clavo sus ojos (por uno o dos segundos) directamente en los míos. Durante ese par de segundos no hice sino abrir exageradamente los ojos si como si con ello intentara retener su mirada, y prolongar aquel par de segundos al infinito. Durante el recorrido de la feria no hice más que torturar a mi esposa con mi letanía: ¡MVLL me miró a los ojos! Y me desvivía por hacerla comprender lo extremadamente importante que había sido para mí esa mirada. La feria, fue inevitable que no se redujera a aquel breve suceso. Tal es así que no veía la hora de llegar a casa y sentarme a escribir un artículo al que titularía El día que Mario Vargas Llosa me miró a los ojos, y que pronto colgaría en mi blog. El artículo, por gajes de la esclavitud moderna, si bien lo empecé, jamás lo acabé de escribir, y por supuesto, jamás lo publiqué en mi blog. El que MVLL, uno de los más grandes escritores peruanos, me hubiera mirado por un par de segundos, fue, simplemente algo increíble; el que ese par de ojos, que atestiguaron el nacimiento de grandiosos mundos literarios como Los Cachorros, Conversación en la catedral, La Fiesta del Chivo, se hubieran posado sobre mi casi inadvertida humanidad, aunque sólo sea por un par de segundos, fue simplemente un milagro, un honor infinitamente inmerecido e impagable. Aunque honor a la verdad, sino hubiera sido por la llegada del nobel de literatura al Perú o a MVLL que es lo mismo, El día que MVLL me miró a los ojos quizá jamás hubiera salido del anonimato; pues la llegada del nobel de literatura al Perú o a MVLL, que es lo mismo, ha hecho posible que yo sacara tiempo del tiempo que hace tiempo no tengo para al fin terminar de escribirlo, claro, aunque de modo distinto. Son, si la memoria no me traiciona, además de mi esposa, los poetas Ricardo Ayllón (Chimbote) y Antonio Escobar (Guadalupe), los únicos testigos de la existencia de esta anécdota; es a quienes habría contado sobre la existencia del no nato artículo; desde una perspectiva actual, pareciera que en su momento sembré testigos a priori, como si sospechara que un día sucedería algo que haría poco creíble el que mi anécdota elevada a categoría de mito es producto de mi admiración y no del arribismo; sólo espero que mis tres circunstanciales testigos corroboren mi historia.

No me avergüenza decirlo, con Los cachorros me sucedió lo que me sucedió con Trilce; no los entendía un carajo. Es más, a ambos textos los abandoné casi de inmediato, la primera vez que intenté leerlos. Pero menos mal que no los abandoné del todo. En mi interior se fraguaba una batalla bizantina entre dos argumentos que cada uno a su modo justificaban mi experiencia lectora negativa: (1) mi ego lacerado argüía que los textos eran simplemente malos, (2) mi conciencia argüía que mi nivel de lectura era simplemente pobre respecto al que ambos textos exigían. La supremacía de la segunda posibilidad sobre la primera, o de la conciencia sobre el ego, fue lo único que me permitió, a la larga, acceder a ambos mundos ficcionales y poder disfrutarlos, la segunda posibilidad me permitió comprender de una vez por todas que la literatura era infinitamente mucho más de lo que hasta ese momento había conocido. La literatura, desde entonces dimanó en un mar bullente y contradictorio, en un mar irreverente tanto en su forma como en su fondo.

Que si MVLL es de izquierda, de centro o derecha, que si es de abajo o de arriba, que si es del costado o es del medio, qué carajo importa. Pero claro, es humanamente entendible que hubieran preferido que el nobel de literatura peruano fuera de izquierda los izquierdistas, de derechas los derechistas, etc. Pero, la realidad ha sido simplemente dictadora, castrante, y ha decido que esta vez (en nombre de decenios futuros) el nobel de literatura recaiga sobre un MVLL decretado, casi unánimemente, neoliberal. Imagino lo infinitamente felices que han de estar por añadidura todos los neoliberales, incluidos los neoliberales que ni siquiera han leído a MVLL; como también imagino, lo infinitamente infelices que han de estar los izquierdistas, por ejemplo, incluidos los izquierdistas que no han leído a MVLL. Sí, porque en el Perú, opina hasta aquel que desconoce por completo el objeto que es materia de opinión; es decir, opina hasta el inopinado, lo cual es una contradicción, ¿no? Yo, me curo en salud, y confieso que mi opinión optimista y positiva sobre el depositario del permio nobel de literatura 2010, y por ende la felicidad coyuntural que me salpica, se sustenta en la breve parcela literaria que he leído del nobel peruano, cuando éste aún no era un nobel de literatura, aunque ya era peruano. Claro, decir, post premio nobel, que MVLL es un genial escritor, resulta simplemente conveniente, cuestión de supervivencia. Y no lo dudo, éstos florecerán por miles. Tanto, que llegará el día en que todos los peruanos, y por qué no el mundo entero, dirá lo genial escritor que es MVLL al margen de si lo han leído (algo, aunque sea) o no; es decir, inopinadamente repetirán que MVLL es un genial escritor porque simplemente la academia sueca así lo ha decretado. Sucederá algo parecido a lo que sucede con Cesar Vallejo: ¿quién es el mejor poeta del Perú?: Vallejo. ¿Has leído a Vallejo?: No. Increíble letanía, pero cuasi cierta. Es lamentable que la mayoría necesite para poder enorgullecerse de sus héroes, que estos, primero sean legitimados por alguien de y/o desde afuera, alguien a quien implícitamente consideran superior.

En fin, mi admiración infinita por MVLL no me priva confesar, para beneplácito de sus detractores, lo que hace un par de años dijera en algún blog: si algo no me gusta de MVLL es el título, sí, sólo el título de su penúltima novela: Travesuras de la niña mala. Algo malo debía decir sólo por aquello de aplacar un poco el dolor de los dolientes gratuitos que accedan a este texto celebratorio, a este texto admirativo.

MVLL, gracias por compartir conmigo tu universo ficcional; y sobre todo, gracias por gastar tus ojos, aunque sea un par de segundos, mirando a los míos.

Poemas de LA VOZ DEL PENSAMIENTO, libro de Francisco Muñoz Soler (Málaga – España)

Mis ojos
Te envío mis ojos a través de las ondas
de los queridos corazones que nos dejaron
y velan por nosotros en el permanente intangible,
en mis ojos tienes toda la dulzura y serenidad
que mis córneas y mi alma sostienen.

Tríptico de singladura
1.
“Los amores, si llegan con pujanza excesiva,
ni buena fama ni virtud proporcionan al hombre”
Eurípides (en boca de Medea)


Mi vida traspasada por el impulso del tenso arco de Cipris,
fue tanto su fulgor que aún reminiscentes rescoldos
ulceran el equilibrio de mi otrora calma áurea,
triste amor que fue alimentado por idílicos sueños
donde la fascinante antorcha que vislumbré fue señuelo
que me condujo irremisiblemente a barrancas del campo de Marte.

2.
“Siento dolor al recordar cómo me besaba,
ya arteramente pensando en abandonarme”
Papiro Grenfell


Siento implacable dolor en lo profundo de mi seno
cuando observo bondadosos destellos fulgiendo en los hermosos párpados
del hijo más inocente, entrañable y bueno, entonces recuerdo
como arteros labios untaban pasión de arco dorado
en mis entrañas y mis sueños, mientras preparaban
borrascosa tormenta de arena en el cielo de mis días.

3.
“¿Qué es lo que haces otra vez? De tu enajenación ¿Cuál es el fin?
¿No te has percatado todavía de que tienes canas en las sienes?
Teócrito


Me dejé enardecido por mis ansías e insensatos ensueños arrastrar
y enajenado estuve a punto de sucumbir otra vez
en la más amarga de las siniestras desdichas,
ahora en mi recién edad discreta me dedico a nobles pensamientos
alejados de las cenizas de mi pasión celebrada,
… sensata singladura deseo a mis días, ojalá en Ítaca esté Afrodita.

Certeza
A mi hijo se le murieron los abuelos,
a uno no lo conoció, al otro casi por fotos,
ha asimilado que los abuelos se mueren
y da por bueno y lógico que moriré cuando sea abuelo,
en su conforme seguridad yo le pregunto, mirándole a los ojos,
¿tendrás hijos?, por supuesto me dijo íntimamente convencido.
… y seguimos en lo nuestro, en lo incierto.

Baquiana
I
De un cierto tiempo atrás
De un cierto tiempo atrás
recorro el camino imaginario
que me llevará a la breve línea
frontera de mi arrabal poético,
quizás entonces dejaré de ser
anexo paria de las nobles letras
esas que en fino oro ennoblecen.

II
Baquía
Adquirir el práctico conocimiento
que confiere vencidas experiencias,
hollar mis aún ignorados atajos
hacía la deseada línea imaginaría,
vencer la opaca e intangible dureza,
que esconde la luz de mis versos,
tender campos abiertos a mi poética.


*El autor de la pintura que se muestra en este post es Miguel Ángel Huerta Zúñiga (Chile) y forma parte de la carátula de La voz del pensamiento

Una aproximación a la novela RONDO (cuarta edición), de Miguel Garnett. Por Ricardo Ayllón

Rondo es uno de los libros que mayor curiosidad me ha producido durante los últimos años pues permanentemente he oído hablar acerca de él y de su autor. En diversas ciudades del país, donde encontraba lectores o críticos que conocían el proceso de la actual literatura andina y peruana, llegaba siempre hasta mí el comentario de que Rondo es una novela de lectura inaplazable.

La lectura de esta cuarta edición (Martínez Compañón, octubre de 2010) suscita en mí ciertas reflexiones y conclusiones que, por fortuna, se me revelan relativamente despejadas debido a que he tenido la oportunidad de encontrarme en estos meses con otros libros de Miguel Garnett. En el mes de junio de este año leí de un tirón Yo, Cornelio, su novela más reciente; y, animado por su prosa, leí luego Catequil y Cañadas oscuras. Todo lo cual ha permitido que me haga una idea casi global del imaginario manejado por Garnett en su novelística, de los temas que lo asedian, del tipo de personajes que gusta elegir para sus construcciones ficcionales, de su aporte autobiográfico en el contenido de éstas y de la naturaleza de su mensaje.

Entiendo que por tratarse de la cuarta edición de Rondo, y por considerarse una de las novelas más leídas de la sierra del norte peruano, muchos han venido esta noche no a que se les cuente la historia o trama de la novela, pues sin duda ya la conocen, sino a saber qué nuevas opiniones surgen de su lectura. En lo personal, considero que Rondo es de una textura expresiva digerible y natural, con una tendencia a originar en el lector una inevitable seducción por los personajes y los sucesos narrados. Y es que el edificio argumental está apoyado en una organización social que rápidamente se nos hace familiar, ésta es nada menos que una pequeña y tradicional sociedad andina en la cual están bien definidos los roles de cada uno de los personajes, lo que facilita la interpretación psicológica y el proceder de éstos, y hace que parezcan lógicas sus reacciones y actitudes respecto a la presión que ejercen sobre ellos los sucesos acaecidos en Santa María de Condorcocha, el escenario creado por el autor.

Son pocas las novelas en el Perú que, luego de publicadas, continúan editándose y leyéndose, continúan llegando a las manos de nuevos lectores recomendadas por quienes los precedieron, pues descubren en ella algo que nunca deja de gustar. Si Rondo ha llegado a esta nueva edición y su área de expansión encuentra cada vez más lectores, es porque algo bueno está ocurriendo; entiendo, inclusive, que ha cobrado mayor interés entre los campesinos de Cajamarca. ¿Y por qué será? La respuesta quizá se oriente a que, si la comparamos con las actuales novelas realistas peruanas que han alcanzado fama (pero no precisamente una gran lectoría) gracias a sus innovaciones estilísticas, temáticas o técnicas, Rondo es más bien del tipo de novelas que privilegia la crítica social sobre el artificio, y que plantea la reflexión personal más allá de la preocupación táctica. Y si, por otra parte, la confrontamos con aquellas novelas que tocan más bien aspectos propios del plano subjetivo o íntimo, pero que en su desarrollo apelan a la providencia para la solución de tales problemas (entiéndase, novelas de autoayuda, que actualmente es un tipo de libros con gran cantidad de seguidores), Rondo nos enrostra en la cara –más bien– nuestros defectos, nos desnuda frente a ese espejo que constituye la personalidad de cada uno de los personajes, en algunos de los cuales hallaremos sin duda nuestra propia imagen. Y, de todo esto, surge el mensaje directo a nuestras conciencias, el llamado de atención tendiente a reforzar la parte más débil de la idea que aún manejamos de sociedad peruana, sea cual fuere el estrato social de donde provengamos o el escalón estructural que representemos.

La eventualidad de un huaico o alud que arrasa gran parte del pueblo en la parte final de la novela, podría brindar la apariencia, sin embargo, que la salida del autor es, también, una suerte de intervención antojadiza de la providencia o del destino; pero si lo vemos bien, se trata de una contingencia trágica, de un suceso dramático que llega para empeorar las cosas que ya están bastante perturbadas con el acaecimiento del robo de las prendas de plata de la Virgen de la Asunción en la iglesia, con el injusto encierro en la comisaría de Miguel Ángel y Rondo por ser los primeros sospechosos de dicho robo, con el otro encierro injusto del rondero Vicente Huamán por una falsa acusación de terrorismo, con las aspiraciones egoístas del capitán de la Policía, o con esos desniveles sociales arraigados que han producido el maltrato de los campesinos y la equivocada idea de superioridad por parte de algunos “notables” de Condorcocha como el abogado Arturo Portal o los miembros de la familia Agarrado Murga. Pues bien, la presencia de este huaico o alud, constituye a mi entender no sólo una tragedia más que, sin duda, impresiona al lector y nos hace admirar la habilidad del autor de ponerse casi como un reto esta repentina desventura y ver cómo hará para desenrollar ahora este nuevo nudo en la trama. Sino que este alud es, asimismo, toda una alegoría o metáfora de lo que nos hace falta en la sociedad peruana: un alud es un fenómeno natural que lo rebasa todo, que afecta a todos, que cuando cae sobre una población no hace distingos entre buenos y malos; y que sin duda llega para hacernos entender que ante el poder de la naturaleza todos somos iguales, nadie es más que otro; y que, sin embargo, luego, viene la limpia, la reconstrucción, la renovación. Un alud, de este modo, llega para proponernos un cambio, una purga; y éste, es el mensaje más grande que brinda la novela: el de que luego de vivir una experiencia límite, de haber visto a la muerte tan cerca y de la manera más espantosa, llegará luego la reflexión, la renovación de las conciencias o de la idea que se tiene del mundo y, por supuesto, de nuestros propios corazones. Se trata, en suma, de una verdadera sacudida existencial.

Mientras leía la novela pensaba por momentos que la manera esquemática en que están trabajados los personajes y el tipo de comunidad que Garnett propone, son propicios para que el lector pueda entender de manera despejada el mensaje que el autor (recordemos que es sacerdote de profesión) nos plantea. Además que es una que él bien conoce por su trabajo pastoral al interior de nuestras comunidades andinas, y que, posteriormente, repite y hace más versátil artísticamente en Catequil, una novela que estamos también obligados a leer.

Los conflictos que tejen los protagonistas en Rondo, la descripción del panorama humano y urbano, la polarización entre un pueblo que parece extinguirse en la porfía de sus tradiciones, como es Condorcocha, y otro que surge y le hace competencia a raíz de su pragmatismo económico, como es El Cruce; todo ello recubierto por la presencia de un personaje casi alegórico como es el campesino Rondo, provoca una suerte de coexistencia eficaz en el logro de la trama. Sin duda para los preceptos morales que la novela plantea, Rondo es una pieza que se entiende como causa y efecto. El hecho de que su presencia abra la novela en la primera escena, brinda la posibilidad de pensar que su personalidad y sus cualidades excepcionales fueron el motivo iniciático del autor de emprender este trabajo narrativo (ya Garnett ha narrado en alguna oportunidad cómo la primera imagen o escena de la novela se le ocurrió de manera espontánea); y, por otra parte, la sensación producida por su rol de figura emblemática, el hecho de que parezca casi un enviado de la naturaleza y, dentro de su parquedad, se adivine y reconozca en él una suerte de sabiduría andina milenaria, producen una idea de plenitud, de mensaje global en la que se integran, funden y –por qué no– también se extinguen, algunas de las otras personalidades del resto de personajes.

El entusiasmo de sabernos parte de una sociedad en la cual todavía pueden existir personalidades como la de Rondo, o el encontrar parte de nuestro ser peruano en este relato sencillo pero profundo, consigue, por una parte, que podamos hacer nuestras las eventualidades narradas en el libro; mientras que la habilidad casi natural de envolvernos con el tejido argumental apoyado correctamente por un buen manejo de diálogos, una buena secuencia de espacios y eventos alternados, así como la descripción adecuada del paisaje natural y humano, hace que la lectura no se nos caiga de las manos, y, como ya dije hace un momento, la novela parezca reproducirse en la preferencia de los lectores a la manera de una receta eficaz para saber entender y examinar las desigualdades de nuestra sociedad, así como para indagarnos íntimamente en cuál es el destino que queremos para ella.

Pienso, en conclusión, que aquí reside el éxito de Rondo, y el de Miguel Garnett, su autor, un narrador que parece tener las cosas claras en cuanto al destino de su novelística y al legado espiritual, intelectual y humano que pretende dejar con ella.



* Texto leído el 21 de octubre de 2010, en el auditorio de la Universidad Privada del Norte (Cajamarca)

Cascahuesos Editores en gira Internacional. Presentación de BARRIDO DE CAMPO y GEOMETRÍA MORAL en Ecuador

Cascahuesos Editores cierra sus actividades del presente año con una gira internacional en el hermano país del Ecuador, en donde llevará a cabo la presentación de dos de sus más importantes publicaciones de poesía: Barrido de Campo de Juan José Rodríguez Santamaría (Ambato, 1979) y Geometría moral de Luis Carlos Mussó (Guayaquil, 1970). Estas actividades se llevarán a cabo en las 3 ciudades más importantes de dicho país, y contará con la presencia de varios intelectuales jóvenes de cada una de estas ciudades.

Las presentaciones de ambos libros se realizarán en las siguientes fechas:

Miércoles 8 de diciembre:
La presentación se realizará en la ciudad de Quito a las 19:00 horas, en el Auditorio principal del Centro Cultural Benjamín Carrión (Jorge Washington E2-42 y Ulpiano Díaz) y estarán en la mesa:
.
· Fernando Escobar Paéz
· César Eduardo Carrión y
· José Córdova

Viernes 10 de diciembre:
La presentación se realizará en la ciudad de Cuenca a las 19:00 horas, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay (Presidente Córdova 789 y Luis Cordero) y estarán en la mesa:
.
· Ángeles Martínez
· Cedric Rocher
· Carlos Vásconez y
· José Córdova

Sábado 11 de diciembre:
La presentación se realizará en la ciudad de Guayaquil a las 11:00 horas, en la sala Jorge Pérez Concha (5to piso) de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Guayas (Av. Quito y Nueve de Octubre) y estarán en la mesa:
.
· Fabián Darío Mosquera y
· José Córdova

Los esperamos a todos los que estén cerca, el ingreso es totalmente libre y habrá mucho vino de honor.

sábado, 9 de octubre de 2010

POR FIN. Por Javier Garvich. Comentarios acerca de Mario Vargas Llosa, Premio Nobel 2010

El Nobel para Vargas Llosa. Muchos creíamos que no viviríamos para verlo. Después de tantas decepciones y ciertas explicaciones que condenaban el otorgamiento del galardón a nuestro novelista, finalmente los suecos atracaron.

Y, en caliente, algunos comentarios.

Primero, la renuncia de Vargas Llosa a presidir la comisión del Museo de la Memoria acompañada de una tajante carta a Alan García fue un gol de media cancha para el particular partido que la nominación vargallosiana jugaba en Estocolmo. Ojo, no digo que esto fuera consciente y que la renuncia de Don Mario obedeciera a un vulgar y maquiavélico manejo instrumental. Sencillamente ese fue un gesto que lo honró frente al mundo entero e hizo que se ganara el reconocimiento incluso de sus adversarios. Algo totalmente distinto a sus broncas ideológicas con Günther Grass, de sus broncas menos prosaicas con Gabriel García Marquez, su declarada antipatía a los franceses, sus rabietas cuando tocaba jugar papeles incómodos (la campaña electoral contra Fujimori, su problemático sitio en el jurado del Festival de Venecia, etc.) o ese doctrinarismo neoliberal que llegaba a empachar de tanto repetirlo.

Segundo, el hecho que él haya cosechado el primer Nobel para el Perú significará una inyección de tremenda autoestima para ciertos sectores del país. Mutatis mutandis, ha sido como cuando Machu Picchu fue seleccionada para las nuevas maravillas del mundo. Son sectores que creen que el Perú marcha bien, está creciendo económicamente y ha vuelto a posicionarse favorablemente en la escena internacional. La concesión del Nobel es otra medalla más a ese Perú que tiene los mejores paisajes del mundo, las mejores oportunidades para cualquier inversionista extranjero, los mejores índices de crecimiento en Latinoamérica y, claro está, la mejor cocina del planeta. Y ahora dirán por ahí, que encima tenemos la mejor literatura del continente...

Argumentos que, ustedes lo saben, discrepo y aborrezco puesto que ese discurso enmascara una realidad menos feliz: Somos el país con los mayores índices de desigualdad económica, el peor gasto social en Sudamérica, la mayor cantidad de horas extras no pagadas del mundo, una sonrojante tasa de desnutrición infantil y unos indicadores de comprensión lectora y razonamiento matemático que nos dejan en los sótanos de América Latina.

Y más de uno que lea este párrafo ya me estará llamando antiperuano, picón o resentido. Normal, en este país estamos acostumbrados a barrer las verdades debajo de nuestras alfombras.

Tercero, si en un ambiente tan dividido como fue el famoso Congreso de Narrativa de Madrid, todos los escritores (incluso los que se las daban de combativos, andinos y revolucionarios) se peleaban por tomarse la fotito con Vargas Llosa; ya pueden imaginarse ahora la cantidad de hombres de letras dentro y fuera del país (amén de ayayeros, ahijados y hueleguisos que nunca faltan en el Perú de hoy) que explotarán su cercanía (real, académica, ideológica) para promocionarse y darse humos. Vamos, que recomiendo separar toda una tribuna del Monumental de Lima para que quepan todos los que babean por retratarse con el que ya será considerado "El Peruano del Segundo Milenio". Y, como en el Perú no tenemos memoria y aquí no pasa nada, se repetirá esta foto.

Sin embargo, hay motivos por los cuales estoy muy feliz con el Nobel a Don Mario:

Posiblemente, a los jóvenes, les devuelva el gusto por la literatura y el placer de escribir. En un país donde la oralidad, la cultura audiovisual y las nuevas tecnologías han arrinconado a la palabra escrita; el Nobel servirá para devolver -aunque sea un poquillo- el prestigio perdido de este hermoso arte. Y, ojalá, ese gusto por las letras no siga atrapado en los círculos acomodados limeños y pueda romper las proverbiales barreras discriminatorias de este país, extendiéndose el cariño por los libros al interior del Perú. Ojalá los chicos de diversas provincias sigan apostando por ser escritores y que los escritores del interior tengan mayor audiencia (audiencia en sus lugares de origen, que ya sabemos que en Lima apenas si nos fijamos en ellos).

Y, finalmente, a ver si esta pueda ser una oportunidad en que los libros de Vargas Llosa se puedan vender a un precio ascequible. Libros legales, subvencionados por el sector público, pulcramente editados y que puedan competir contra la poderosa industria pirata patria. Que, estas chicas puedan adquirir una bonita edición de La Tía Julia y el Escribidor (con prólogo de Javier Ágreda) a tres solcitos o Conversación en la Catedral (con prólogo de Miguel Gutiérrez) a no más de cinco lucas. Al actual gobierno el gasto de esas iniciativas les costaría muchísimo menos que esa carísima y cosmética remodelación del Estadio Nacional, remodelación hecha para colmar la egolatría presidencial y para que Shakira tenga un escenario de presentación más chic.

Que Varguitas se ponga otra vez de moda, que las tribulaciones del Poeta se comenten en los colegios, que sin salir de aulas polvorientas y cerros arenosos viajemos al Alto Marañón, al barrio de La Gallinacera y a los sertones del nordeste brasileño. Y que en las universidades regresemos nuevamente a los debates (esa gimnasia intelectual tan abandonada en muchos claustros) acerca de esa contradictoria, atormentada y retorcida imagen del Perú que él dibujó en Lituma en los Andes.

Se acerca el Año Arguedas. Y será excitante que volvamos a leer lo que pensaba Don Mario del autor de Los Ríos Profundos. Que volvamos a confrontar dos maneras de sentir la literatura. Y, sobretodo, que estudiemos esas dos formas distintas -¿antagónicas?- de entender este país.

Este país que ahora celebra su primer Nobel.
.
.
Nota de la imagen: Así como muchos prefieren al joven Haya de la Torre, cuando era un "pichón de cóndor" (en palabras de Vallejo) antiimperialista y creyente de la revolución; yo prefiero el joven Varguitas que hacía mil oficios para mantener a su familia, quien pudo terminar sus primeras novelas gracias a los generosos adelantos de Carmen Balcells, que vivió esa época feliz del boom carteándose con toda una hermosa generación de escritores y que, rescatando del olvido a Carlos Oquendo de Amat, afirmaba una literatura comprometida con su tiempo y sus utopías:

Las mismas sociedades que exilaron y rechazaron al escritor, pueden pensar ahora que conviene asimilarlo, integrarlo, conferirle una especie de estatuto oficial. Es preciso, por eso, recordar a nuestras sociedades lo que les espera. Advertirles que la literatura es fuego, que ella significa inconformismo y rebelión, que la razón del ser del escritor es la protesta, la contradicción y la crítica. Explicarles que no hay término medio: que la sociedad suprime para siempre esa facultad humana que es la creación artística y elimina de una vez por todas a ese perturbador social que es el escritor o admite la literatura en su seno y en ese caso no tiene más remedio que aceptar un perpetuo torrente de agresiones, de ironías, de sátiras, que irán de lo adjetivo a lo esencial, de lo pasajero a lo permanente, del vértice a la base de la pirámide social (...) La vocación literaria nace del desacuerdo de un hombre con el mundo, de la intuición de deficiencias, vacíos y escorias a su alrededor. La literatura es una forma de insurrección permanente y ella no admite las camisas de fuerza. Todas las tentativas destinadas a doblegar su naturaleza airada, díscola, fracasarán. La literatura puede morir pero no será nunca conformista.

Dos almas pictóricas asaeteadas por la misma sensibilidad. Por Ricardo Musse Carrasco

Russbelt Guerra: Raíces comunes
.
En los universos pictóricos se sedimentan los atavismos más oscuros de la humanidad. El artista plástico reconociéndose, ya sea como veraz portavoz o como compulsivo fingidor de lo que plasma; diseminando plurales cromáticas y trazos que, a medida que se delinean, se van distorsionando a fin de trasuntar nuestras envilecidas esencias, desengañándonos, de modo contundente, enfrentándonos, sin ningún tipo de absurdas misericordias, con las latentes malevolencias que nos cobijan; asume, con polémico compromiso, su insobornable rol de desmitificador y crítico.

Los cuadros abstractos de Olivera Cannalire (Serbia - polifacética artista), transgreden, imbuyéndonos de secular perplejidad, esto es, nos ahondan, con un sutil extrañamiento, hacia el vórtice de sus penumbrosas cromáticas; nos abruman, sobresaltando lo que suponíamos ya ortodoxamente instaurado en nuestro horizonte cognoscitivo, nos advierten que los discursos axiológicos se han desbarrancado para siempre; que el ser humano concreto, insertado dentro de perentorias circunstancias, se desdice, se traiciona, se refocila de la afrentada projimidad doliente; minimalistas lienzos que nos enrostran que el fratricidio es lo que, de modo fidedigno, nos define como irredimible especie ontológica. Y, en consecuencia, esas certezas cromáticamente configuradas, con sus difusas semióticas, nos insuflan la sapiencial corazonada de los agonizantes latidos.

Desde un punto de vista formal, las realizaciones pictóricas de Russbelt Guerra (Piura - humanizado artista) ostentan una estructurada rigurosidad: Sus elementos se articulan desde la perspectiva del ensimismamiento y la hermética extrañeza compositiva.

Como los surrealistas, los cuadros de Russbelt Guerra se enceguecen por los enajenantes deseos. En ellos se configura un erotismo torvo, cuyas musas vendadas con fardos deshilachados, progresivamente se van despellejando, horadándose, despojándose de sensualidad, -en suma- deshumanizándose.

Uno de los rasgos atrayentes de este atónito universo, es la pulida configuración del dibujo: En un exquisito delineamiento figurativo marcado y preciso, que aspira a recortar y dar forma a los fantasmas del subconsciente.

Además, Russbelt Guerra traduce pictóricamente la deliberada deshumanización que actualmente conspira contra la esencia del hombre, manipulándolo y degradándolo; donde un perverso reino, agazapado en las sombras, delinea sus enajenadas cogniciones.

En suma, Russbelt Guerra y Olivera Cannalire, son dos almas asaeteadas por las mismas resonancias vitales; desde esta ermita escritural los congratulo por la exposición pictórica bipersonal, denominada la vía sublime, que se llevará a cabo próximamente en la culta ciudad de Trujillo.
.

Olivera Cannalire: Ciclista

Estudiantes venezolanos contra la dictadura del Siglo XXI. La situación política, social y económica de Venezuela

Agradecemos de manera especial a Lucía Montejo Inostroza, por el envío del conmovedor video que presento a continuación, del mismo modo que hacemos extensiva nuestra solidaridad a todos los hermanos venezolanos que protestan porque regrese a su país el sentido de libertad y de justicia. De pie y en la lucha, jóvenes de Venezuela.
.

Toda corrupción es asquerosa: UNPRG. Por Ricardo Marín Gutiérrez, egresado de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque

La última semana fui espectador a través de la prensa local, nacional e internacional de un pugilato nauseabundo entre estudiantes de nuestra primera Casa Superior de Estudios - UNPRG; fui a la universidad al día siguiente y las clases habían sido suspendidas.
El lunes 27 y el martes 28 de septiembre volví a visitar la UNPRG, recibí y en algunos casos reclamé me alcanzarán sendos volantes y en otros casos pasquines que se entregaban con mucho entusiasmo en dicha universidad, y después de darle lectura a todos ellos y realizar algunas preguntas a docentes amigos y estudiantes, y en base a lo que viví personalmente en la universidad puedo decir:
Cuando Patria Roja “Renovación” tomó el poder en la UNPRG en la década de los 80, sostenían que la gestión del grupo de docentes denominados “los margaritos” en honor a sus ex rectores Manuel Cisneros, Pedro Casanova y Chong Chapa quien terminó en la cárcel por corrupción, fue la más corrupta vivida en toda la historia de la UNPRG.

Cuando al inicio de la década de los años 90, el Ing. Francisco Cardozo apoyado por algunas fuerzas de izquierda tomó el poder de la UNPRG agrupados en una organización denominada “Frente por la Democratización y Desarrollo de la Universidad” (FDU), se argumentaba que la corrupción de la década de los 80 a cargo de Patria Roja “Renovación” fue la más corrupta vivida en toda la historia de la universidad peruana.
Y no les faltaba razón, en todas las universidades públicas controladas por “Patria Roja” en todo el país reinaba la anarquía, la corrupción, la mediocridad, inclusive se impartía la enseñanza de asignaturas pro marxistas leninistas; fueron las épocas donde se desarrollaba un ciclo por año, los Comité Electorales actuaban bajo la conducción y voluntad de los mandamás de Patria Roja, y por supuesto también existían los alumnos eternos. Era la época donde el apellido Zamora Capelli era sinónimo de poder y de corrupción.
Luego que Francisco Cardozo interrumpe su mandato de rector por haber sido elegido congresista fujimorista, la posta en el rectorado la tomó el matemático Rafael Castañeda quien también interrumpió su mandato de rector por haber sido elegido también congresista fujimorista, reemplazándolo el Ing. Jorge Cumpa.
En aquel año se argumentaba que la alianza con docentes de izquierda era válida y moral, el que no estaba de acuerdo con esta alianza era calificado de inmoral y protector de la corrupción.
La FEDURG siempre era utilizada y se orientaba a tomar posición con los moralizadores de turno.

En el 2007 una coalición de grupos de docentes con el sociólogo Manuel Tafur a la cabeza y apoyada por docentes de Patria Roja “Renovación” y un grupo de docentes disidentes del FDU con el Ing. Francis Villena a la cabeza, toma el poder en la UNPRG, ellos sostenían que la gestión del FDU era la más corrupta vivida en toda la historia de la UNPRG.
En realidad durante la década de los 90 la UNPRG le otorgó un doctorado honoris causa al más guarro Presidente que ha tenido la República del Perú, Alberto Fujimori, inclusive a mediados del 2000 una delegación de docentes y alumnos de la UNPRG desfiló en el Servicio de Inteligencia que era controlado por el más sanguinario asesor presidencial que ha tenido el Perú, Vladimiro Montesinos, para pública miseria de la universidad.
Era la época en que el nombre de Rafael Castañeda era sinónimo de poder y de corrupción, los Comité electorales estaban bajo su antojadiza voluntad y en la que también existían alumnos eternos, se nombraban como docentes a profesionales recién estrenaditos más por favores políticos que por su capacidad e idoneidad, la mayoría habían sido estudiantes subordinados y operadores del FDU y por cierto no los mejores estudiantes.
En esos años la alianza con Patria Roja y con docentes disidentes del FDU era válida y moral, el que no estaba de acuerdo con esta alianza era calificado de inmoral y protector de la corrupción.
Nuevamente la FEDURG fue utilizada y se orientaba a tomar posición con los moralizadores de turno.

Actualmente en el interior de dicha casa superior de estudios, se vive todo un clima de denuncias de corrupción, inclusive dirigida por alumnos eternos y es fácil pronosticar que nuevamente una nueva coalición de grupos políticos de docentes tomarán el poder en la UNPRG.
Veamos quienes constituyen esta coalición: el grupo de docentes de Patria Roja “Renovación” hoy por hoy reciclados por un vendaval de aparente limpieza de su imagen por oponerse coyunturalmente a la posición oficialista tan duramente cuestionada por corrupción de Francis Villena. El actual Vicerrector Académico Médico Veterinario José Montenegro ahora ex aliado de Francis Villena proviene de “Patria Roja”.
¿Quién mas conforma esta coalición?, los partidarios del sociólogo Manuel Tafur, actual Vicerrector Administrativo ahora ex aliado de Francis Villena y fundador del FDU, y quien fuera 6 años decano de la Facultad de Educación, actualmente Vicerrector Administrativo e investigado por el Poder Judicial por corrupción que habría sido cometida justamente cuando se desempeñaba como Decano de una de las facultades más productivas y adineradas de la UNPRG; la misma que genera pasiones y divisiones de una de las fuerzas políticas más poderosas y sectáreas que tuvo la UNPRG, el FDU, de allí han surgido minúsculos grupos que existen en la actualidad en la UNPRG. Justamente también integra esta coalición una facción de docentes del FDU con el Ing. Bernardo Nieto a la cabeza, quien según de lo que he investigado es un docente sin denuncias por corrupción y bien visto por lo menos en un gran sector de la comunidad universitaria; sin embargo, están detrás de él la más dura reserva del FDU de la década de los 90, con el educador Marcelo Verau y el Ing. José Ponce a la cabeza, quien fuera vicerrector de la gestión del procaz ex congresista fujimorista Rafael Castañeda.
Hoy por hoy dicha alianza es aceptada y válida, y considerada necesaria y moral para derrotar a la corrupción que dirige Francis Villena, el que no está de acuerdo con esta alianza es ya calificado de inmoral y protector de la corrupción.
Supongo que la FEDURG se prepara para tomar posición al lado de los moralizadores de turno. Es decir, mientras los que sostenían que aliarse con “Patria Roja” era inmoral, cuando les convenía decirlo, ahora les conviene decir que es totalmente moral y necesario.
La pregunta del millón, ¿podrá esta nueva coalición gobernar la UNPRG bajo los principios y finos exquisitos que tiene la educación de nivel universitario?
¿Estaremos viviendo el nacimiento de una nueva coalición de docentes que después de gobernar la UNPRG, sea terriblemente derrotada por corrupción de aquí a 5 o 10 años, y así sucesivamente en un cerrado círculo vicioso la historia se vuelva a repetir una y otra vez?

Estuve hoy temprano por la “Pedro” como cariñosamente se le llama y recibí un Pronunciamiento del Consejo Universitario donde se acuerda dejar sin efecto una resolución que otorga funciones al Comité Electoral y se solicita a la ANR que designe un Comité Electoral Externo, y mi alegría fue total, me dije que por fin las actuales autoridades habían entrado en razón y se había llegado a un feliz acuerdo.
Cuando me disponía a abandonar la universidad, escuché a un jovencito estudiante de derecho que daba indicaciones a otros jovencitos que en esa sesión no había estado el rector y que un órgano de menor jerarquía como lo es el Consejo Universitario no podía anular una resolución de Asamblea Universitaria.
Volví a revisar el Pronunciamiento y la desilusión volvió a mi cuerpo, efectivamente el rector no firmaba dicho documento y el Consejo estaba anulando una resolución emitida por el máximo órgano de gobierno de una universidad, que es la Asamblea Universitaria.
Mi conclusión inmediata era que el problema continuaba, que nuevamente los grupos políticos de docentes actúan, como siempre lo han hecho, y creo que como siempre lo harán por intereses de grupo o por intereses personales, donde el que quiere ser decano o rector arrastra a los demás con la tan manoseada bandera de la lucha contra la corrupción.
Ello fue lo que me animó a escribir la presente nota.

Creo que es hora que la base docente moral de la UNPRG se agrupe sin distinción, es decir que los docentes académicos de todas las agrupaciones políticas que existen y aquellos que se mantienen independientes, sin denuncias por corrupción, intenten agruparse y formen una corriente de opinión que reorienten a la universidad por el camino que quizás nunca estuvo: la investigación, la producción de tecnología nacional y la formación de profesionales productivos, pero sobre todo con gran sentido y con gran sensibilidad de reaccionar ante la corrupción, que estén listos a superar los problemas que nunca hombre alguno ha vivido: “la autodestrucción del planeta” y la generación de más empleo.
Y para ello es importante por comenzar a mejorar los parámetros utilizados para el ingreso a la docencia en dicha casa superior de estudios y que los estudiantes sigan firmes en desterrar a los alumnos eternos corruptos, que dígase de paso como ya sostuve siempre los ha tenido, en los 80, en los 90 y en la actual década.

Creo que es hora que los docentes que han gobernado la universidad a través de un cargo y denunciados por corrupción y aquellos que colaboraron con ella soterradamente, den un paso al costado.
Es indignante ver que muchos de ellos, comprometidos con actos de corrupción o por ser colaboradores de la misma y en un acto del más repugnante oportunismo y cinismo pretendan liderar la lucha contra este flagelo y quieran reorientar los destinos de la misma. Esto me parece una gran sinvergüencería.
Toda corrupción es mala y no se golpeen el pecho aquellos que lo amamantaron desvalijando las arcas de la universidad, inclusive por años.

Por ello, creo que la mayoría después de leer este artículo, lo cerrará y no lo reenviará, tengo la esperanza que aquellos que se consideran docentes decentes lo hagan.

Dios ampare a nuestra primera Casa Superior de Estudios.

Dios ampare a los hombres y mujeres de buena voluntad.
.

viernes, 1 de octubre de 2010

MANIFIESTO DE HUANCANÉ. Luego del II Coloquio Literario de Escritores Huancaneños y el I Festival de la Poesía Escrita en Puno

Los escritores y artistas puneños, reunidos en la ciudad de Huancané, el 24 de setiembre del año 2010, con ocasión del II Coloquio Literario de Escritores Huancaneños y el I festival de la Poesía escrita en Puno. Acordamos emitir el presente manifiesto a la Nación Peruana, teniendo en cuenta la responsabilidad histórica que nos corresponde, siendo los primeros años del siglo XXI.

Los intelectuales puneños y poetas andinos, teniendo en cuenta el tiempo histórico que nos ha tocado vivir, concientes del rol que nos corresponde como voceros de nuestros pueblos y culturas; determinamos hacer conocer nuestras preocupaciones sociales y suscribimos libremente, el presente pronunciamiento que ineludiblemente debemos emitir.

1. Perú es una nación convertida en una neocolonia, debido a la implementación de una política neoliberal al servicio de las transnacionales que excluye a las grandes mayorías nacionales. Esta política impuesta desde las metrópolis económicas, ha acrecentado la exclusión, la miseria como pobreza social y solamente ha beneficiado a una pequeña minoría. Así, el Perú es ahora una Republica escindida y empobrecida pese a tener un territorio tan rico, está hoy poblado por familias que solo tienen lo mínimo para sobrevivir, realidad que desgraciadamente engendra la violencia como respuesta a la exclusión.

2. La ausencia de una coherente política cultural corresponde al hecho de que el Estado-nación haya renunciado a sus funciones inherentes. Esa responsabilidad le ha encargado a las empresas y lo único que hacen es usar la cultura para lucrar y vender sus productos. Una nueva política cultural significa la modificación de la Constitución Política del Perú y esa es una tarea pendiente.

3. La creación del Ministerio de Cultura, es una improvisación determinada para mantener al país con una mentalidad colonizada. De allí la necesidad de descolonizar el poder, desustructurar la mentalidad dominante y, sustituir la coloniedad por un sistema educativo con una mentalidad crítica y libertaria.

4. Las justas protestas populares y regionales en defensa de las riquezas nacionales, han sido judicializadas y criminalizadas. Además, la respuesta a los reclamos ciudadanos, tiene como sustento una sistemática violencia que ha produciendo muchas muertes. Detrás de las órdenes a matar a ciudadanos que participan en las protestas, hay sin duda un criterio racista y de exterminación.

5. Losa intelectuales y escritores peruanos, somos solidarios teniendo en cuenta que en otras partes de América, hay hermanos que luchan por sus derechos sociales, políticos y culturales. Así, expresamos nuestra solidaridad con el pueblo mapuche chileno, que desarrolla una lucha desigual pero heroica por sus derechos inmanentes.

6. El sistema educativo peruano es de corte colonial. Toca a los intelectuales, escritores, periodistas y maestros, realizar esfuerzos por descolonizar la matriz política, cuestionar el pensamiento dominante y desautorizar a quienes se irrogan el derecho de hablar en nombre de las grandes mayorías, marginadas y empobrecidas.

7. ¿Cuál es la responsabilidad de los escritores peruanos en el siglo XXI? El Estado-nación ha sido incapaz de plantear una política cultural descentralizada y un sistema republicano con una visión de futuro. Entonces, estamos frente de un desafío ineludible. Es preciso unirnos para realizar un trabajo que responda a tres preguntas concretas: ¿Qué hemos sido? ¿Qué somos? ¿Qué queremos ser? Las respuestas a estas cuestiones básicas, resulta ser un proyecto histórico al que debemos responder y así refundar la política, refundar la educación y finalmente refundar la Republica Peruana.

José Paniagua Núñez, José Luis Ayala, Gloria Mendoza Borda, Jorge Flórez-Áybar, Boris Espezúa Salmón, Feliciano Padilla Chalco, Julio Abelardo Luza Gironzini, Carmen Luz Ayala Olazával, Aurelio Medina Pacheco (Moshó), Fidel Mendoza Paredes, Eddy Oliver Sayritupa Flores, Walter Paz Quispe Santos, Hernán Gil, Fernando Chuquipiunta Machaca.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Así actúan los politiqueros mediocres de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo. Así maneja y calcula su poder esta mafia, desde hace muchos años

Por Cromwell Castillo
.
Los videos que presento en esta publicación, sirven no sólo para fortalecer su actitud crítica respecto a la problemática que viene atravesando la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque en la actualidad, sino como un medio de apoyo a los estudiantes que en las últimas horas han venido recibiendo atropellos físicos, hostigamiento sicológico y una arbitraria cancelación de sus actividades académicas.

Es no grato saber hasta dónde puede llegar la pretensión de una mafia organizada, institucionalizada bajo la apariencia de una Casa de Estudio Universitaria.

En resumen, esto es lo que la dignidad y la justicia estudiantil quieren extirpar desde hace muchos años del cuerpo enfermo de la Pedro Ruiz Gallo:

- Un rector ineficiente que quiere enquistarse en el poder.
- Irregulares manejos económicos y administrativos.
- Intentos reiterados de comicios fraudulentos (la razón del actual “sabotaje electoral”.)
- Contratación de matones a sueldo para armar grescas y desmanes (los mismos que son confundidos, por el ojo equívoco de algunos medios periodísticos, con estudiantes; y pagados con dinero de la misma universidad.)
- Docentes con dudoso nivel ético ocupando cargos importantes (¿acaso vitalicios?) gracias al “favor” de sus padrinos.
- En definitiva, anular voz y voto de los llamados “estudiantes eternos” (10, 16, 20 años “estudiando” en la universidad) que no han hecho sino engendrar más corrupción, manejados por los seres nefastos que desde sus cómodas butacas se hacen llamar “representantes de la educación lambayecana”.

La gravedad de la situación infunde desesperanza, el destino académico de la universidad se torna incierto. ¿A ninguna entidad estatal le interesa lo que está pasando para que tome el caso e intervenga con suma justicia? ¿Por qué callan tanto las putas instituciones estudiantiles, los órganos de gobierno universitario? ¿Quieren muertos? ¿A dónde llevará su pendejo silencio a los estudiantes honestos, aquellos que están luchando en estos instantes por retomar sus actividades académicas y no por un fajo de dinero?

Brigitte Palomino Castro, candidata al consejo de facultad, dio declaraciones para un conocido diario de circulación nacional. Con lo dicho no nos hace descubrir nada nuevo pero al menos constituye una verdad rotunda: "La reorganización no es la solución, porque sólo moverían piezas de un lado a otro que son docentes que por muchos años han estado en cargos". Así mismo dijo: "Queremos deslindar todo tipo de responsabilidad por parte de los alumnos de la facultad de educación, qué si bien es cierto, integramos el grupo Confianza Estudiantil, todo habría sido provocado por los llamados estudiantes 'eternos' de apellidos Meléndrez y Mena, donde también se menciona que participó un candidato a una consejería regional. Del rector no opino, porque no dialogamos con él"

Por otro lado, el vicerrector académico José Montenegro Vásquez y el vicerrector administrativo Manuel Tafur Morán, pidieron que se cambie al comité electoral y lo responsabilizaron de la frustrada conducción de los comicios. "El alumno Meléndrez es quien manejaría a su antojo a parte de los trabajadores de la universidad", diría Tafur para el mismo diario.

Sólo se espera que ante todo se imponga la imparcialidad y la firmeza, que se eche definitivamente a todos los roedores mayores y su malven(d)ida cúpula. Vislumbro su miedo, su desesperación, su fin.
.
El barco se hunde y no hay botes. Muchas ratas han empezado a saltar.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...